Mujer Desarrollo Personal

Sé todo lo que puedas ser

¿AYUDAR A QUIEN NO QUIERE SER AYUDADO?

ayudaraquiennoquiere

No tiene sentido tirar un salvavidas, a quien no sabe que se está ahogando.

Muchas veces, nuestras ganas de ayudar a alguien que nos importa, y vemos mal, superan nuestras fuerzas y ansias, y nos volvemos pesados y molestos. Estamos todo el tiempo aconsejándole que hacer, pidiéndole que busque ayuda, pendientes en todo momento en como está y de qué manera podría estar mejor. Pero, en todo este “estar pendientes”, dejamos de lado el deseo y la necesidad de esta persona, por la que tan empeñados estamos en hacer algo por ella.

Frecuentemente, el deseo de ayudar a alguien proviene de una genuina preocupación por ella, seguramente producto de nuestro cariño o afecto; pero aunque el propósito puede ser bien intencionado, cuando intentamos insistentemente dar una recomendación a alguien que no la ha solicitado, cuando tratamos de apoyar a alguien que tal vez preferiría que lo dejaran tranquilo un rato… en resumen, cuando tratamos de imponer a otro lo que nosotros creemos que es mejor, aun con el objetivo más caritativo en mente, sigue siendo eso, una imposición, y por donde se le vea, imponer nuestros deseos al otro no tiene nada de ayuda, ni mucho menos de respetuoso.

El consejo no pedido es incómodo, es inoportuno, y casi siempre se percibe en nuestro inconsciente como una agresión. Finalmente, ¿quién nos dio permiso de opinar? De algún modo u otro, lo mismo ocurre con la ayuda.

Por otro lado, esto no quiere decir, que debemos dejar morir en sus problemas a una persona sin hacer absolutamente nada; podemos estar presentes, mostrarnos disponibles, para escuchar, acompañar, o ayudar en caso de que la persona lo solicite, pero no imponernos, NUNCA imponernos, porque seguramente provocaremos lo opuesto de lo que buscamos.

Mientras sigamos insistiendo en imponer nuestro parecer, por más positiva que sea nuestra intención, no deja de ser un atentado contra la voluntad e individualidad de los demás.  Confiemos en que el otro tendrá la capacidad de pedirnos consejo o ayuda cuando él o ella lo consideren pertinente, y asegurémonos de que sepan que pueden contar con nosotros cuando lo necesiten.

No podemos ayudar a quien no quiere ser ayudado….debemos respetar su proceso.

Temas de interes:

Tu desarrollo personal

¿Qué es éxito?

¿Eres feliz?

2 comentarios el “¿AYUDAR A QUIEN NO QUIERE SER AYUDADO?

  1. Pingback: Los 100 Mejores Blogs de Desarrollo Personal - Lifeder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 febrero, 2014 por en Familiar, Personal y etiquetada con .

Archivos

Portafolio

Portafolio de evidencias de la asignatura "Desarrollo de Materiales en Linea y Multimedia" del seminario: Tecnología Educativa. Universidad Tecnológica de México.

Soy donde no pienso

Un simple movimiento de cámara es de por sí un problema moral.

Cámbiate

Psicología para entendernos

neurociencia neurocultura

Una fusión de saberes, la piedra rosetta entre la ciencia y las humanidades.

Silvia Olmedo

Sé todo lo que puedas ser

A %d blogueros les gusta esto: