Mujer Desarrollo Personal

Sé todo lo que puedas ser

10 RAZONES PARA NO SER “LA OTRA”

10 razones para no ser la otraNo existe ninguna razón positiva para empezar una relación con un hombre casado; y aún las “mejores razones” que puedas tener ahorita no soportaran la prueba del tiempo, y acabaran por ser malas ideas que en su momento se disfrazaron de buenas ideas.

Estas son solo algunas de las razones por las cuales es conveniente dejar de ser la otra:

  1. No puede comprometerse a un futuro contigo.Ya está comprometido con alguien más a quien muy probablemente no está dispuesto a dejar por más que te lo diga (si de verdad quisiera dejar a su pareja formal ya lo hubiera hecho, ¿no crees?). Generalmente piden tiempo (cuando sus hijos crezcan, cuando resuelva lo económico con la mujer, cuando encuentre el momento matemáticamente exacto para hablar con ella para no lastimarla, cuando los astros le manden la señal, etc., etc.); mientras tanto, te mantiene con esperanzas y con la ilusión de un futuro juntos, muy incierto e improbable.
  2. El que engañe a su esposa en vez de hablar con ella te dice mucho de cómo resuelve las situaciones que no le gustan.Tú eres la prueba de su mecanismo de evitación para resolver problemas. Esto pronostica que cuando tú y él tengan problemas en su relación va a recurrir a mentiras y engaños para salir del problema o inventará historias para deshacerse de ti (si dejo a su esposa por estar contigo, no dudes ni un segundo, de que te hará lo mismo: te dejara por otra).
  3. Tener una relación oculta es desgastante.Tal vez tú no tienes ningún problema para que te vean con él, pero él si tendrá grandes problemas si alguien conocido lo ve contigo. Esconder tu relación deteriora tu autoestima y te hace perderte del orgullo de sentirte llevada de la mano o el brazo por donde quiera que vayan (el que te tome de la mano o del brazo al entrar al cuarto de un motel no es exactamente algo que debería hacerte sentir muy apreciada).
  4. Él lo tiene todo, tú sólo le das lo que le falta y tú solo recibes lo que a él le sobra.El tiene una relación legítima que cubre a su Yo público y una relación ilegítima que remienda los aspectos faltantes de su relación principal y satisface los deseos oscuros de su Yo privado. Tiene una casa con comida y una cama que comparte con una esposa con la  que juntos han criado unos hijos y en familia han formado un círculo social con amigos con los que conviven.  Tiene cumpleaños, Navidad, vacaciones, etc. ¿Tú qué tienes? Algunas comidas, cenas, llamadas y mensajitos a deshoras. Muchos fines de semana a solas, un diciembre solitario y tu cumpleaños en un lindo restaurant, después un buen hotel y un “vámonos que se hace tarde”.  ¿Por qué conformarse solo con eso?, nadie es feliz con las migajas que otros dejan.
  5. ¿De veras amas a alguien que no respeta a su esposa?No sólo te dice lo poco que respeta a su esposa, sino lo poco que respeta su casa, a sus hijos, a las personas con las que convive y miente ocultándote y ocultando la relación que tiene contigo.
  6. Eres víctima de tu propia trampa.Aunque suene muy moralista no dudes que él y otros piensen: ¿Qué clase de mujer es capaz de andar con un casado? (pierdes reputación, aunque ganas otra por supuesto…). Incluso tal vez él te cele o se vuelva un acosador exigiéndote fidelidad (cuando él no la practica), esto porque en el fondo no puede confiar en ti.
  7. Tú no eres una destroza hogares, sólo eres la cómplice complaciente de uno que sí lo es.Te guste o no, lo aceptes o no, tú eres una “cómplice” en el acto de traición de la confianza de ese hombre hacia su esposa y su familia.
  8. Te engañas a ti misma.No eres su novia, eres su amante. Su relación no es mágica, idílica y excepcional; si lo ves así, es porque probablemente tus estándares son muy bajos, y los de él muy torcidos, tanto que a ambos su relación les parece única y de lo mejor de este mundo. Sin embargo, si aun así, un día consagran su amor, y por fin el deja a su mujer, ¿qué relación vas a tener con su familia, con sus hijos, con sus padres y hermanos?, con los amigos comunes que ya se han enterado de la verdad por su esposa… (Recuerda que la familia es parte del paquete cuando decimos “si acepto”).
  9. Acabarás siendo la mala del cuento.Como ya todos debemos saber, es más fácil culpar a otros que aceptar la culpa y la vergüenza. Por lo que si lo atrapa su esposa, seguramente se va a referir a ti como “la loca acosadora de la oficina que le ha estado rogando y se le ha estado ofreciendo”; dirá que él ni da motivo y por más que se ha portado serio tú has insistido…  incluso tal vez te confronte por teléfono delante de su esposa para decirte que “ya lo dejes en paz” (recuerda que el hará lo que sea para salvarse incluso si eso implica arrojarte al vacío).
  10. El tiempo es valioso y no vas a ser joven para siempre.Una relación con un hombre casado puede consumir tus años y tu juventud de manera casi imperceptible robándote no sólo tu vida, sino también, la oportunidad de estar disponible para una relación propia y no en una rentada.

Sé que muchas veces puede parecer que es más atractivo, emocionante y conveniente (ya sea por el poco tiempo invertido, por los beneficios económicos recibidos, por la aventura o simplemente porque crees que eso vale más que no tener  nada o a nadie)  ser la amante que la esposa recta y con valores; hasta hay canciones que hacen ver a la esposa como la pobre cenicienta sufrida, que no es feliz ni hace feliz a su marido, donde la amante parece ser la buena del cuento o la que sale ganando en este tipo de relación.

Nada más lejos de la realidad, los hombres se hacen los sufridos, las víctimas, solo para que tú te compadezcas, lo entiendas y caigas en su juego y seas su diversión.

Por supuesto, hay mujeres que sienten que ellas ganan en esta relación, porque creen que ellas los están usando a ellos, pero, ellos aseguran todo lo contrario.

Tú decides lo que quieres en tu vida, decide a tu favor, primero estas Tú. Aunque para muchas suene muy tentador ser la otra, recuerda que “no es posible jugar con fuego sin quemarse”, cada decisión que tomes siempre tendrá sus consecuencias, buenas o malas, eso depende de ti.

Fuente: marioguerra.mx

Otros temas de interes:

Un comentario el “10 RAZONES PARA NO SER “LA OTRA”

  1. Pingback: 10 PASOS PARA “DEJAR” DE SER LA OTRA | Mujer Desarrollo Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 25 septiembre, 2013 por en Familiar, Personal y etiquetada con .

Archivos

Portafolio

Portafolio de evidencias de la asignatura "Desarrollo de Materiales en Linea y Multimedia" del seminario: Tecnología Educativa. Universidad Tecnológica de México.

Soy donde no pienso

Un simple movimiento de cámara es de por sí un problema moral.

Cámbiate

Psicología para entendernos

neurociencia neurocultura

Una fusión de saberes, la piedra rosetta entre la ciencia y las humanidades.

Silvia Olmedo

Sé todo lo que puedas ser

A %d blogueros les gusta esto: