Mujer Desarrollo Personal

Sé todo lo que puedas ser

¿CÓMO SABER SI “EL” TE AMA? (PARTE II)

Si un hombre te quiere, te 2llevara el dinero necesario a casa, el suficiente para que tanto tu como tus niños  (si los hay) estén bien.

Como proveedor el hombre paga lo que  haya que pagar: la renta, la luz, el agua, el gas,  la comida, las colegiaturas y todos los gastos que se presenten. Un hombre que de verdad te ama se asegurara de que no necesites nada, siempre te pondrá antes y colocara sus necesidades muy por debajo de las de su familia.

Por su puesto, hay muchos hombres que le temen y  huyen  a esta responsabilidad, ya sea por egoísmo, por estupidez, por flojos, o porque simplemente prefieren ser mantenidos por quien se deje (madre, amiga, novia, esposa), o una combinación de las cuatro. Por ejemplo, María (los nombres han sido cambiados para proteger la identidad de mi familia y amigos) se juntó con su nueva pareja, y en menos de un año, ella ya mantenía a los tres hijos del hombre, por lo que adquirió deudas (deudas que hasta la fecha no ha terminado de pagar) para comprarle cosas a los niños de él. En los últimos meses de relación ya no solo alimentaba a los niños, sino también a la ex esposa del hombre. En este momento esa relación afortunadamente ya se acabó, pero las consecuencias aún continúan (las deudas).

Entonces, después de tanto preámbulo, ¿cómo saber si tu actual pareja te ama?. Aquí te van dos listas para que te orientes un poco. Checa en cual estas…

Te ama:

  1. Traerá cada centavo a casa.
  2. Después de encargarse  de cubrir tus necesidades, hasta entonces, con lo restante se dará algún gustito.
  3. Hará  lo que sea para que aquellos a quienes ama estén cuidados, vestidos, alimentados y razonablemente satisfechos.

No te ama:

  1. Llegará a casa sin un peso, o con unos pocos diciendo: esto es todo lo que tengo y hazle como quieras.
  2. Se gastara el dinero en tonterías (en un nuevo perfume, porque los otros tres que tiene ya no le gustan; o en otro celular, ipad o laptop; o simplemente en cervezas para ver el futbol con sus amigos) , será egoísta y solo te dará lo que le sobre.
  3. No hace nada por proveer, ni siquiera lo básico, solo te da pretextos como: no me pagaron, no me pagaron el cheque completo, no me alcanza, voy a conseguir otro empleo, o no encuentro ningún trabajo que me guste, se me perdió el dinero, preste dinero; o un poco más cínico: vamos a mitad con los gastos (esto es razonable solo cuando compartes departamento con tus amigas), o cada quien sus gastos; o un poco más abusivo: si no me ayudas o no me tienes contento, me voy, te dejo (de que los hay, los hay).

Claro que hay que otras maneras de proveer, además del dinero. Tu pareja puede estar quebrada, pero si te ama, hará hasta lo imposible para compensar la situación consiguiendo lo que necesitas. Por ejemplo: si tu auto está descompuesto, y no puede pagar al mecánico, llamara a sus amigos para moverlo, y conseguirá que te lleven a donde necesites hasta que consiga dinero para pagar el taller; o si se descompone algo en casa y no puede pagar a un experto para arreglarlo, él hará el trabajo necesario para arreglar lo que sea, y si no sabe cómo, preguntara o leerá una y otra vez las instrucciones hasta que lo logre.

Por otro lado, sé que decirte que esperes a que un hombre provea para ti, sobre todo en esta época en que las mujeres hemos sido educadas para ser cuadrodetexto1independientes económicamente,  no te convence mucho o hasta te moleste la idea (sobre todo si toda tu vida te has encargado de todos los gastos). Sin embargo, es necesario dejarlos ser hombres, caballeros, no les quites sus responsabilidades; además,  ellos necesitan sentirse queridos y necesitados (yo sé que probablemente no lo necesites para nada, que tú puedes solita, pero, déjalo ser feliz creyendo que sí, total no pierdes nada y si puedes ganar mucho), y  una forma en la que ellos satisfacen esta necesidad es dejándoles pagar. También recuerda que si no lo dejas encargarse de tus necesidades, él se encargara de satisfacer las necesidades de otra mujer ¡ojo!.

Ya basta de la frase: yo pago mi parte para que él sepa que no lo necesito (solo les hacemos la vida más cómoda a ellos, y de paso, nosotras nos perjudicamos solitas). Recuerda que todas tenemos derecho a esperar que la pareja pague la cena (claro, hay sus excepciones, como: invitarlo si es su cumple años), el boleto del cine o lo que tenga que pagar a cambio de tu tiempo y  atención.

En resumen, si No te ama no proveerá ni económicamente ni con trabajo en casa (cada día hay más de estos), y si lo hace será con sus sobras de dinero y tiempo, nada que ver con lo que te mereces. Si te ama, aun así, probablemente no te mime día y noche mientras estas enferma, pero, te llevara al doctor, comprara los medicamentos necesarios y te preparara una sopa en el microondas o un sándwich (sé que no es todo lo que quisieras, pero son hombres, así que no esperes demasiado).

Este es un segundo aspecto a considerar para saber si te ama o no, pero aún hay más, espera la última parte de este tema.

Ver: ¿Cómo saber si él te ama? (Parte I)

Ver: ¿Cómo saber si él te ama? (Parte III)

2 comentarios el “¿CÓMO SABER SI “EL” TE AMA? (PARTE II)

  1. Pingback: ¿CÓMO SABER SI “EL” TE AMA? (PARTE III) | Mujer Desarrollo Personal

  2. Pingback: ¿CÓMO SABER SI “EL” TE AMA? | Mujer Desarrollo Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 agosto, 2013 por en Familiar, Personal y etiquetada con , .

Archivos

Portafolio

Portafolio de evidencias de la asignatura "Desarrollo de Materiales en Linea y Multimedia" del seminario: Tecnología Educativa. Universidad Tecnológica de México.

Soy donde no pienso

Un simple movimiento de cámara es de por sí un problema moral.

Cámbiate

Psicología para entendernos

neurociencia neurocultura

Una fusión de saberes, la piedra rosetta entre la ciencia y las humanidades.

Silvia Olmedo

Sé todo lo que puedas ser

A %d blogueros les gusta esto: